jueves, 21 de febrero de 2008

LA HISTORIA CONTINÚA

Hola a todos!

Desde que planteé el “misterio”, no paro de recibir propuestas, hipótesis, dudas. Es lo que me esperaba.
La gente está involucrada. Tiene ganas de colaborar.
Cuando dije que aquí cabíamos todos, lo decía de corazón. Sólo una cosita:
me refería aquí tambien, en el tajo, no sólo en los periódicos.
Y otra cosa: si yo hubiera conocido y estudiado la zona desde hace varios años, os aseguro que no hubiera permitido ni la reforestación, ni pistas, ni cortafuegos.
Sólo había que avisar, porque los pinos hace apenas 2 años que se han plantado….
La foto del satélite refleja cómo era la zona antes de la plantación de pinos.

Es un Tesoro, que nos mostrará cómo tiene que quedar todo otra vez. En su sitio.
Qué ganas tengo de ver a los profesionales estudiando los petroglifos.
Si me dejan, me gustaría estar allí, aunque sólo fuera de encargado del botijo.


Bueno, os dejo estas otras fotos con algunas explicaciones. Os gustarán






Esta roca ha salido hoy en la prensa, y tiene nombre, en la zona le llaman "la albarda", por su similitud con las alforjas de las caballerías. En su lomo aparecen dos hendiduras en forma de cuña, que desde tiempo inmemorial marcan los límites de aprovechamiento de los pastos de la zona.






Cuñas en lo alto de "la albarda"






"La albarda" está en la parte de atrás del afloramiento de rocas y tiene su continuación en otras que, por su forma no parece que se hayan caido de lo alto, sino mas bien que han formado parte de una especie de galería.




Hace unos días cuando “vigilaba” la zona me encontré con unas personas. Fueron de los primeros en aparecer. David y Alex me mostraron una piedra que les llamó la atención porque “les recordaba a unas estelas funerarias que habían visto en el museo de Santander”. En la zona la llaman “el molino” ó “la rueda de molino”. Se aprecia que ha sido redondeada a propósito y que han dejado una pequeña parte sin cortar, aunque conserva una hendidura que parece completar la forma circular.




Y la última. Qué pena de mando a distancia!. Hubiera sido la caña.

Observar el alineamiento de grandes rocas a la derecha y al fondo un campo sembrado de grandes piedras.

Saludos.

Juan Carlos Campos