domingo, 4 de enero de 2009

EL SOLSTICIO DE INVIERNO

Desde la prehistoria, el hombre ha construido muchos de sus templos y monumentos funerarios orientados a los solsticios y equinoccios.
Muchos dolmenes tienen orientada su galería de entrada hacia los primeros rayos del sol naciente. Incluso algunas orientaciones solo permiten entrar la luz del sol saliente el día del solsticio de invierno. La cámara al final de la galería sólo era iluminada ese día y durante los escasos minutos que dura el amanecer.
Encontramos ejemplos parecidos en los templos egipcios y mayas, por citar dos ejemplos de culturas tan alejadas en el espacio- tiempo.
Desconozco si la ubicación de los petroglifos de Peñafadiel ( como llaman a la Peñona el Filiel ) tiene que ver con estas cuestiones, pero hay unas consideraciones que me gustaría destacar:
- La zona en cuestión resulta ser un excelente lugar para la observación del recorrido aparente del sol a lo largo del año, pues los picos de los Montes de León, sirven como referencias fácilmente recordables.



- Se da la casualidad que tanto en los solsticios de verano y de invierno el sol se pone justo encima de dos picos emblemáticos (el Becerril y el Teleno)


En la foto superior, el sol se pone en la cumbre del Teleno en el solsticio de invierno. En la inferior, el Pico Becerril marca el comienzo del verano


- Las rocas de los petroglifos marcan el punto central de un ángulo aproximado de 90º con respecto a las dos cumbres.
- Cualquier observador prehistórico, pudo comprobar que el recorrido del sol era “detenido” por estos picos y “obligado” a retroceder.
También y aún sin comprender por qué, observó que cuando el sol alcanzaba el Teleno y retrocedía, los días dejaban de acortarse y empezaban a ganar terreno a la noche. Solo tendría que esperar a que en el solsticio de verano, el sol en lo alto del Becerril le indicase el fenómeno contrario, preparándose para recolectar la cosecha…


En la foto superior, el Teleno sobre las luces de Filiel. En la inferior, el Pico Becerril sobre las luces de Chana y Busnadiego

5 comentarios:

Jose Luis Galovart. dijo...

en los tratados de arqueoastronomía habrá que considerar tu formidable imagen de los petroglifos de Lucillo con el sol poniendose sobre el Teleno en el solsticio de invierno......un gran regalo de reyes.

Jose Luis Galovart. dijo...

y además la puesta de sol sobre el pico Becerril indica el comienzo del verano.
.....otra cosa, felicidades por tus fotografías nocturnas

Jose Luis Galovart. dijo...

dos links sobre el solsticio de invierno.

http://crookscape.blogspot.com/2008/12/megalitos-e-solstcios.html

http://fotoarchaeology.blogspot.com/2008/12/recinto-megaltico-dos-almendres.html

Juan Carlos Campos dijo...

Otro buen enlace sobre el tema en la isla de El Hierro.Algunos de sus grabados me recuerdan a los de "peñaferrada" en Chana de Somoza:
http://iruene-la-palma.blogspot.com/2007/10/la-prehistoria-de-el-hierro-canarias.html

kokotera dijo...

Estimado Juan Carlos, hoy lunes saldrá el reportaje sobre los petroglifos en EL MUNDO DE LEÓN y en EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN, con las preciosas fotos de Amando Casado.
He metido ya un avance en mi blog, Isla Kokotero, que puedes ver en:
http://islakokotero.blogsome.com/2009/01/19/petroglifos-en-la-comarca-leonesa-de-la-maragateria-con-fotos-de-amando-casado/
Un saludo, este descubrimiento es una maravilla.
Espero que todo esté bien, y si hay algún error que me lo hagas saber.
Por cierto, el libro que tengo en casa, del que te hablé, es de José Luis Galovart, que ya le veo por aquí arriba (y le envío de paso un saludo), se titula 'El laberinto atlántico'.
Un abrazo de Eloísa Otero