jueves, 10 de abril de 2008

LA ROCA VERDE III

Siguiendo una orientación aproximada este – oeste (por aquí se dice que las vetas de casi todas las rocas van de “naciente a poniente”), el filón de la moraliza se alza dominante sobre las erosionadas pizarras maragatas. Es lógico suponer que algunas de las rocas más altas y pesadas acabasen ladera abajo, otras transportadas ladera arriba y otras en las construcciones humanas.


Otras se quedaron en su sitio original y quizás sean estas las que nos aporten una información que a veces nos falta: la contemplación de los petroglifos en un soporte que no ha sido modificado, cambiado de sitio o de contexto.
En una de estas ultimas me encontré estas cazoletas (por su tamaño y profundidad, las podríamos definir mejor como pocillos). De la más pequeña, parten una serie de pequeñas grietas o fisuras que reducen su tamaño a medida que se alejan.




En la más grande parece observarse una especie de reborde enmarcado en uno de sus lados por una grieta. Presenta también u surco- desagüe.


Esta oquedad está realizada a la contra de la beta de la roca, por lo que es difícil que sea producto de la erosión y tampoco me cuadra como “rareza geológica”
Tiene toda la pinta ser otro petroglifo….

2 comentarios:

R.Chao dijo...

Juan Carlos: necesitaría tu email para comunicarte una cosa que podría ser importante. Por favor, escríbeme a chaobeta@gmail.com

Lugh_Tilenus dijo...

Hay un agujero de esas características en un lugar muy curioso en otro pueblo de la maragatería. Este agujero está en una roca con forma de altar en un alto con buenas vistas.

saludos, Alex.