domingo, 15 de enero de 2012

FOTOS DE LAS PRESENTACIONES EN ASTORGA Y LEÓN


El pasado mes de diciembre presenté en Astorga mi primer libro sobre los petroglifos de Maragatería. La cita fue en el Museo Romano, y debo agradecer la disposición y el buen hacer de su directora Mª Ángeles Sevillano, que organizó todo en tiempo récord, subsanando la improvisación y la inexperiencia con la que yo me presenté en su despacho. Ella fue la encargada de abrir el acto, y me acompañaron también Ana Neira Campos y Federico Bernaldo de Quirós, que además de representar al  la Universidad de León son los encargados de realizar el estudio sobre los petroglifos encargado por la JCyL.




Y allí, rodeado de estelas milenarias, bajo la bóveda romana a la que aquí llamamos La Ergástula contemplé como los astorganos acudieron en masa, duplicando el aforo previsto. Mas de 60 personas asistieron al acto de pie. Pedimos disculpas, pero no hacía mucha falta: había confianza, éramos todos de casa.


Mis paisanos actuaron como sueña todo autor: llenaron la sala, me demostraron su afecto y compraron muchos libros que fui dedicando ruborizado mientras les decía en broma que yo hasta ese momento sólo había firmado las multas de tráfico. No veo la forma de igualar esta experiencia otra vez, por mucho que viva..

Y hace un par de días que tuvo lugar la presentación del libro en el Museo de León. Yo pensaba que la asistencia iba a ser menor que la de Astorga, pero los leoneses demostraron que es posible llenar una sala de conferencias del museo para hablar de petroglifos, que la Historia tira mucho y si es de tu tierra aún más.


Comenzó el acto el director del Museo de León Luis Grau, a quien agradeceré siempre sus entrañables palabras y su reconocimiento. Me hizo sentir en mi casa, como me sucedió en Astorga. Los leoneses tenemos mucha suerte de tenerlo al frente de nuestro museo.


A continuación intervinieron Ana Neira Campos y Federico B. de Quirós, que explicaron algunos aspectos sobre la importancia de los petroglifos, mientras comentaban sus impresiones sobre el libro. Ha sido un honor estar acompañado en las dos presentaciones por las máximas autoridades de la Prehistoria leonesa.
Para finalizar el acto, Luis Grau leyó un cariñoso mensaje de Antonio Colinas, en el que se incluía un poema inspirado en  los petroglifos. Me llegó al alma.
Después de unas breves preguntas, los asistentes me regalaron su cariño y confianza  formando  una larga cola para la firma del libro, que avanzó lentamente entre apretones de manos, felicitaciones y dedicatorias.




Al día siguiente volví a mi trabajo, a la rutina diaria de la tienda, a la crisis y a la niebla del invierno. Y decidí colgar esta entrada para contestarme a la pregunta que veces me hago:
 ¿Yo esto no lo habré soñado?


2 comentarios:

Monica CL dijo...

Fue una gran presentación la que tuve la suerte de ver en León y me alegra mucho que todo el trabajo y dedicación que le has dedicado a este tema tengan recompensa. Enhorabuena y gracias.

Juan Carlos Campos dijo...

Muchas gracias a ti, Monica. Ver las salas de Astorga y León llenas de gente interesada en la prehistoria de su tierra casi me pareció un milagro.
Hay que reconocer que el tema es un poco complicado precisamente por lo poco que se conoce hasta ahora, pero estos petroglifos tienen mucho poder de seducción. Me alegró comprobar que eso no me pasaba a mi sólo.