lunes, 23 de marzo de 2009

BIEN.... pero mal

El fin de semana pasado diversas excursiones visitaron Peñafadiel. Estaba preocupado por el comportamiento de mas de cincuenta personas rodeando los petroglifos y tengo que decir que al menos el grupo con los que coincidí ( llegue cuando ellos se marchaban) tuvo un comportamiento modélico. Apenas tocaron las rocas y cuando alguien lo hacía los demás le corregían de manera cortés diciendo " en ese cartel pone no tocar", provocando la risa de todos.
Fue la suya una visita a la japonesa, pues sólo vieron los petroglifos y salieron pitando para el autocar. Lolo Campano ( un vecino de Lucillo) se había acercado hasta allí con la misma preocupación que yo y nos quedamos a ver el atardecer. Le comenté mi extrañeza de que el grupo no hubiera subido a la Peñona. Me contestó que la persona que explicaba el tema les dijo que que no era importante y que "la albarda" y otras rocas seguramente eran piedras que habían traído los propios habitantes de Lucillo por que estorbarían en las calles... En fin, poco a poco se irán puliendo errores.




No sé si habéis reparado en una novedad: la Junta ha instalado dos carteles junto a las rocas. Los vi el día 20 ( equinoccio de primavera) y he esperado a ver la reacción de la gente para reafirmarme en mi primera impresión: NO ME GUSTAN.
Me explico: partimos de la base de que los petroglifos necesitan una aclaración de lo que se ve a simple vista(que ya es suficientemente complejo) pero sobre todo se necesita exponer y explicar las figuras que no se ven debido a la erosión. Sin embargo no hay fotos de las figuras ocultas( solo de las visibles a simple vista, siendo estas de pésima calidad y modificadas digitalmente para componer una figura errónea).
Además estos carteles confunden al visitante pues están mal orientados y el calco explicativo coloca a la izquierda las figuras que nosotros vemos a la derecha, la parte delantera es la de atrás...



El croquis central de los carteles pretende explicar la forma y situación de los petroglifos pero evidentemente no lo consiguen. Las figuras aparecen muy esquematizadas y no hacen justicia a las reales.
No quiero cebarme mucho con las críticas, pero si se comparan las fotos de Amando Casado con las del cartel se verá la diferencia. Parece que estemos viendo cosas distintas:





Considerando que el estudio de los petroglifos no se acabado todavía y que por lo tanto no se dispone de un calco real de las figuras, podemos decir que estos carteles son provisionales y que el tema no tiene mayor importancia.
Considerando que han tenido muchos meses para realizarlos, se podían haber esmerado un poco mas.
Lolo fue mas claro: " el personal no se aclara con los carteles".

3 comentarios:

Anónimo dijo...

los petroglifos son de Filiel, no de Lucillo. con estos carteles que ponen que los petroglifos son de Lucillo (obra del Alcalde), lo que hacen es "cabrear" a la gente de Filiel, por que el alcalde de Lucillo se intenta agenciar para su pueblo algo que no es.

miR dijo...

qué raro...
el ayuntamiento de lucillo haciendo algo...
en contra de filiel!
qué cosa más extraña...
estupefacta me he quedado!

Juan Carlos Campos dijo...

Es verdad que los petroglifos son "mas" de Filiel que de Lucillo, por mucho que digan algunos papeles. En lo que a mi respecta tengo claro que fueron los vecinos de Filiel los que explotaron los pastos desde siempre y consideran esa zona como propia.
Los pastores de este pueblo han visto los petroglifos desde generaciones y a pesar de ser tan aficionados a grabar sus nombres en la rocas, no les hicieron ni una sola marca.
Hay una curiosa historia de un pastor de filiel (Jaime) y otro de Lucillo (Franco) orinando en las cazoletas, compitiendo a ver quien llenaba mas.Han pasado muchos años de eso y siguen siendo buenos amigos.
Estos carteles se acabarán cambiando( el vuestro es un motivo mas) pero creo que al menos en este tema, el alcalde tiene poco que decir.
Creo que la persona que diseñó el cartel no ha consultado con nadie y apostaría que ni siquiera ha visitado la zona.