viernes, 30 de noviembre de 2012

MALOS TIEMPOS PARA LA LÍRICA


Noticia publicada en LA CRÓNICA DE LEÓN
Miércoles, 21 de noviembre de 2012


CASTRILLO DE LOS POLVAZARES

Los recortes en investigación paralizan las excavaciones del castro de La Mesa

Ni Diputación ni Junta han respondido al Ayuntamiento sobre su financiación


M. A. Reinares / Astorga
"El castro de La Mesa, o de la Magdalena, se ha convertido en una víctima más de los recortes en investigación, en este caso, arqueológica. El Ayuntamiento de Astorga no ha recibido respuesta de la Diputación ni de la Junta de Castilla y León para financiar la que sería la cuarta fase de excavaciones de este lugar habitado desde la Edad de Bronce, en el primer milenio antes de nuestra era.
El último estudio realizado sobre el terreno en el teso situado en Castrillo de los Polvazares se desarrolló en el verano de 2010. Las excavaciones han tenido una periodicidad bianual. La que le correspondía a este año no se ha efectuado. Según la alcaldesa de Astorga, Victorina Alonso, todavía queda una amplia extensión por analizar. De concluirse alguna vez su investigación, este enclave prerromano se convertiría en un atractivo más en la localidad maragata del municipio astorgano que atrae anualmente a numerosos visitantes.
En las primeras excavaciones de 2006 y 2008, realizadas gracias al proyecto de Vías Augustas, los arqueólogos localizaron estructuras y materiales que evidenciaban la existencia de un antiguo poblado prehistórico, datado por los investigadores sobre al año 800 antes de Cristo, en un momento de transición entre finales de la Edad del Bronce y comienzos de la Edad del Hierro. 
Los datos obtenidos en las primeras campañas confirmaron, además, la existencia de un asentamiento romano, ya que entre los restos se encontraron pruebas de un urbanismo organizado y edificaciones representativas como la muralla, calles y edificaciones de piedra."






En estos tiempos de dificultad en los que no hay dinero para nadie que no sea banquero, parece una osadía reclamar inversiones en algo tan etéreo como Cultura, Patrimonio, o Historia. Yo lo comprendo. 
Esas palabras no dan de comer, por mucho que las escribamos con mayúsculas. Ese es el sentir general, y más cuando asistimos a los recortes en sanidad o educación, o a los dramas diarios de familias enteras sin recursos. Pero una reflexión sosegada podría hacer cambiar de opinión a muchos, porque cuando un país invierte en su patrimonio y valores culturales esta invirtiendo en su futuro.
Castrillo de los Polvazares es uno de los pueblos con más encanto de toda la provincia de León, que recibe decenas de miles de visitantes interesados en  su arquitectura y gastronomía. El castro de la Mesa o de la Magdalena (se llama de las dos formas) se alza a escasos metros de los aparcamientos habilitados para los visitantes, y no conozco un plan mejor después de trajinarse un cocido maragato que dar ese pequeño paseo hasta el castro. A nadie que conozca la zona se le escapa el valor añadido que supone la visita a un asentamiento pre-romano con 3000 años de antigüedad. Como en el famoso castro de Santa Tecla (el segundo lugar más visitado de Galicia después de Santiago de Compostela), podría pasear por sus piedras milenarias y escuchar los ecos de nuestros antepasados. Todo un lujo...
Actualmente el castro es un erial, y todo aquel que quiera sentirse transportado al pasado debe usar la imaginación y confiar en que el vino de la comida, el orujo del café  y la ración doble del chupito de hierbas  hagan el resto. Es lo que hay.


Una situación parecida sucede con el estudio de los petroglifos maragatos. Desde el principio todo han sido promesas y buenas intenciones, y a finales de 2008 el director general de Patrimonio de la Junta adelantaba que los petroglifos serían sometidos " a un proceso de seguimiento y estudio permanente", recalcando que "las labores tendrán continuidad en un proyecto permanente, como ocurrió en Atapuerca"   (!!!!)

Hace dos años el jefe territorial de Cultura comunicaba que las investigaciones "se prorrogarán al menos durante un año más con el fin de profundizar en los descubrimientos realizados" en esta Noticia de prensa 27-09-2010 :

"..Según ha señalado el jefe territorial de Cultura, Jesús Courel, durante este año han aparecido más piezas que tienen que ser estudiadas, con lo que desde la Dirección General se ha decidido continuar los análisis. A finales de este año se presentarán las conclusiones de la investigación realizada en la campaña anterior -”cuyo informe preliminar se entregó en el mes de noviembre-” y se pondrán las bases del programa a realizar en el 2011. En cualquier caso, ya se sabe que el presupuesto será similar al consignado hasta ahora (18.000 euros) y que se realizarán más calcos de las piedras así como análisis de líquenes que puedan datar con precisión el origen temporal de las piezas. Con ello, se trata de apuntalar de manera definitiva la solución más adecuada para estos vestigios arqueológicos"


 A día de hoy todo está paralizado, desde finales de 2010 sólo se ha presentado un Avance al estudio de los pettroglifos de Peñafadiel y seguimos a la espera del informe definitivo. Ni rastro de de ningún "proceso de seguimiento y estudio permanente, como ocurrió en Atapuerca". Nada de más calcos ni análisis de líquenes, ni la esperada ortofotografía generada al escanear con láser las rocas.
 Las últimas respuestas de la junta a las preguntas de la oposición sobre el tema han sido del tipo "La Junta ha hecho los deberes" y el sentir general de los pueblos del ayuntamiento de Lucillo es que "no se va a hacer nada por que no hay dinero".
Los petroglifos localizados en estos años permanecen ignorados en el mejor de los casos, mientras nuevos descubrimientos se suceden en la comarca sin que las autoridades de Patrimonio los visiten siquiera.
 Si existe el supuesto "seguimiento y estudio permanente, como en Atapuerca" este se reduce a leer las noticias de prensa sobre el tema. No veo otro modo.

P. D.
Hoy no hay más fotos, que no estoy de humor  


6 comentarios:

MALA ARIAS dijo...

Entiendo que no estés de humor.Estamos viviendo una estafa a mano armada (nunca mejor dicho, viendo las cargas policiales y los tasazos con las que intentan acallar los derechos ciudadanos)y todos los pilares de nuestra sociedad están en pleno desmoronamiento.Van a por todo lo que suponga cultura y avances sociales. Nos quieren retrotraer a la Edad Media, con la diferencia de que en esa época la cultura se preservaba y actuallmente se desmantela. Vergüenza y asco de país.

Juan Carlos Campos dijo...

Se recorta de todos lados menos de donde se debe de recortar. Y se llega al extremo de recortar en sanidad y educación mientras mantenemos consejeros que lo único que aconsejan es que no les quiten sus prebendas.
Es como si Iberia recortase en seguridad para cuadrar sus cuentas.

Rosa Mª F S dijo...

Ánimo muchachos, nuestro empuje se fundamenta en nuestra honradez, así no hay quien nos detenga. Soñemos con recursos de todo tipo, que vienen a coger el testigo y nuestros sueños se harán realidad.

Asociación Mireralógica Aragonito Azul dijo...

Hay que recortar en educacion y en cultura, para que siendo más ignorantes se nos pueda manipular mejor, pero creo que debemos perseverar y seguir por todos los medios a nuestro alcance difundiendo nuestros tesoros, aunque en esta época de crísis; La Junta solo tiene dinero para políticos, banqueros y prebendas.

Como alguien dijo: No pedimos limosna, pedimos justicia.
Un saludo y ánimo.

Asociación Mireralógica Aragonito Azul dijo...

Hay que recortar en educacion y en cultura, para que siendo más ignorantes se nos pueda manipular mejor, pero creo que debemos perseverar y seguir por todos los medios a nuestro alcance difundiendo nuestros tesoros, aunque en esta época de crísis; La Junta solo tiene dinero para políticos, banqueros y prebendas.

Como alguien dijo: No pedimos limosna, pedimos justicia.
Un saludo y ánimo.

Juan Carlos Campos dijo...

Ánimos recibidos. Gracias mil.
Si pretenden escaquearse cada vez que se descubra algo nuevo lo van a tener que hacer muchas veces, y eso desgasta.
A ver quien puede más.