miércoles, 29 de octubre de 2008

CASTRILLO DE LAS CAZOLETAS

Este pueblo emblemático de Maragatería es visitado por miles de personas que acuden al reclamo de la arquitectura típica y del cocido maragato.
La calle Real se encuentra jalonada por los grandes arcos de entrada de las casas arrieras y por los poyos o escaños de piedra, utilizados como asiento y para bajar de las caballerías. Es una postal típica que los visitantes atrapan con sus cámaras fotográficas antes y después del atracón culinario.






Me percaté que entre tantas piedras, las posibilidades de encontrar cazoletas podrían ser elevadas y que a pesar de haber recorrido sus calles muchas veces, nunca lo había hecho con esa curiosidad con la que ahora recorro mi tierra.
Regresé pues con ese objetivo y los resultados no se hicieron esperar. Los primeros pasos por la calle Real me condujeron a una piedra con más de treinta cazoletas. Buena caza, pensé.


A continuación unas cuantas en el primer crucero, y así calle arriba de piedra en piedra fui encontrando (tiene tela la cosa) mas de CIENTO TREINTA cazoletas.
Es como ir de caza mayor y que te pase por encima toda la manada:









No podemos olvidar que estas piedras han dado muchas vueltas a lo largo de los siglos, ya que la historia nos habla de varios emplazamientos en los castros de San Martino y de la Mesa, y que el último y definitivo cambio de ubicación, motivado seguramente por unas riadas, fue en el S.XVI

3 comentarios:

Jose Luis Galovart. dijo...

cuando descubrí cazoletas en un banco de piedra en San Lorenso, alguien del lugar me discutió que pudieran ser antiguas, dijo que eran para jugar a los bolos maragatos.
La Maragatería está llena de cazoletas,que fueron invisibles o trivializadas hasta hoy que Juan Carlos las fotografía y publica.Quizás no siempre fué así, y ya que existían y gustaban a la gente, en un momento dado apareció el juego; hay un uso continuado y diverso que finalmente cristaliza en un tablero y unas reglas.

R.Chao dijo...

Hace ya unos mese visité Rabanal del Camino, y allí podrás ver muchas más cazoletas. Busca en las fuentes y sus alrededores. . Algunas están unidas por rehundimientos muy interesantes. Las fotografié, pero no sé dónde metí las fotos.

L. de Guereñu Polán dijo...

Me pregunto si es posible disginguir las cazoletas obra del hombre y las que se hayan podido formar por la erosión, sobre todo por la lluvia y la nieve, dada la distinta composición de la piedra.