viernes, 6 de junio de 2008

El laberinto nº 1

Este fin de semana se me ocurrió poner en práctica una idea que llevaba tiempo queriendo hacer: fui por la noche a fotografiar los petroglifos.
La idea era simular con luz artificial y lo mas horizontal posible las condiciones en las que mejor se ven los grabados.
Con unas linternas y unos amigos lo suficientemente “locos” como para dejarse convencer para ir al Teleno de noche, se consiguieron imágenes, si no definitivas, bastante reveladoras. Esto nos permite afinar un poco más el estudio de su diseño
foto Fausto
Empecemos por el laberinto nº 1. Como veis, los ocho primeros trayectos no difieren mucho de algunas propuestas anteriores.

Según está, tenemos un laberinto de ocho vueltas ( tengo dificultad con el programa que uso para poner los números, pero seguro que podréis contar las vueltas sin problemas)
El camino a seguir esta marcado por la línea de puntos, mientras que el laberinto propiamente dicho lo forman los surcos pintados en azul, un color que ayuda a imaginarse unas “fronteras” como fosos llenos de agua que no podemos cruzar.
Como curiosidad, la entrada se realiza desde fuera, un diseño poco común y arcáico
En esta foto nocturna se ve como las vueltas de los “cuernos” izquierdo y derecho se juntan tanto que impiden el paso hacia el centro.

Sin embargo, en esta foto se ve también una voluta que podemos seguir por una de las vueltas exteriores hasta la parte derecha

En este lado no se ve tan claro, parece que una rotura o desconchón eliminó parte del grabado, pero la forma que quedó insinúa lo que podría ser otra vuelta que nos llevaría a la parte izquierda, donde situaríamos la entrada.

Estas dos vueltas añadidas ( en realidad son bucles que podemos repetir indefinidamente) no suponen un adelanto en cuanto a la sofisticación del diseño, por lo que no se deberían descartar otras opciones.
Agradezco a José Luís Galovart sus consejos y opiniones. Su participación en todas “las vueltas” que le hemos dado al laberinto , el estudio de la piedra de las cazoletas, y TODO LO DEMAS.

Saludos

9 comentarios:

Jose Luis Galovart. dijo...

en mi visita a Lucillo hace meses; solo las volutas del nº1 pude apreciar; lo demás era muy confuso. Me parecía imposible ver algo; tenía demasiados líquenes y destrozos; y me parecía razonable la espera hasta la limpieza y estudio de la roca.No había mas remedio.
Un día Juan Carlos hizo detenidos reconocimientos sobre el terreno; me envió fotografías con una luz apropiada; mucho mejores que las publicadas en un primer momento.Erronemente yo había pensado que no se podían hacer.
Enseguida me envió los resultados de sus primeras horas dibujando trayectos circulares en el ordenador . Hizo que yo también lo hiciera.Finalmente, verificando una y otra vez propuestas; fué un paso mas e hizo fotografías con iluminación nocturna.
Juan Carlos Campos es un poco gallego, pues sus padres son de la comarca del Sil, en Orense; yo soy un gallego un poco maragato por adopción y amistad. Somos amigos, pero cuando me anunció que iba a seguir haciendo tayectos en el laberinto nº 3; yo , aunque no se lo dije, pensaba que en una temporada no haría ni un trayecto mas. Por mucho que él dice que el nº 3 es realmente el gran acontecimiento .

...Siempre; sin quitarle mérito alguno al laberinto nº1

maragaton dijo...

Buenas tardes, yo llevo veraneando y yendo a Turienzo de los Caballeros durante dos décadas. Me reconmendó alguien de Turienzo que visitara este blog, y me doy cuenta que se muestran laberintos, al parecer prerromanos, que yo estoy harto de ver en las peñas de la orilla izquierda del arroyo de Villar de Ciervos, casi al llegar a Turienzo de los Caballeros.

Si te quieres animar a visitarlos, deberías ir a Turienzo y preguntar por el arroyo de Villar de Ciervos. Camina sin cruzarlo, y cuando veas las ruinas de un antiguo molino de agua, echa una ojeada a las peñas, desde allí hasta Villar de Ciervos. No te puedo afirmar que sean prerromanos, pero si te aseguro que son premedievales. Si no me equivoco, la última vez que los vi, los visité sobre las 18:00 h.

Un saludo, e investiga más sobre estas cosas, que no dejan de ser importantísimos hallazgos arqueológicos. Me dijeron una vez unos rapaces a los que mostré estas piedras, que en torno a la población de Santa Marina de Somoza, y cerca de Andiñuela y Prada, han encontrado marcas de pastores, y algunas otras arcaicas.

Bueno, me gusta tu trabajo, y te doy fuerzas para que sigas con él.

Juan Carlos Campos dijo...

Hace casi 30 años decidí escoger la opción de letras para el bachillerato. Lo hice para escapar de las matemáticas, que se me habían atragantado tanto que las suspendía hasta en las clases particulares.
Ni que decir tiene que con casi todos mis profesores de mates acabé como el rosario de la Aurora…
Y mira tu por donde, 30 años después las rocas me traen a un profesor que ha sabido corregir y apoyar mi trabajo, que en muchos casos como en el laberinto nº 1 es suyo también gracias al contacto permanente por Internet.
De sus objeciones iniciales vinieron las correcciones Una vez me dijo que necesitábamos fotos más esclarecedoras o no podríamos avanzar más. Yo ya me conformaba, pero ese comentario me hizo pensar e ir de noche para hacer las fotos que pronto veréis en el blog
Pepe, ojala te hubiera tenido de profesor a los 15 años y no a “mi querido” Don Baltasar

Juan Carlos Campos dijo...

Maragaton, gracias por tus ánimos y por la información. Ya son varios los mensajes sobre esa zona los que me han llegado y varias también las semanas esperando que no llueva para poder ir.
No dudes que mañana estaré como un clavo a las 18: h en el molino junto al arroyo aunque sea en canoa (va a ser que no, ya escampa)
Gracias también por tus fuerzas, parece magia pero me han llegado

R.Chao dijo...

Los trazos de los laberintos quedarían genial en una camiseta, o como nuevo símbolo de la Maragatería...

Juan Carlos Campos dijo...

Maragaton, he ido dos veces a Turienzo y he revisado la zona, pero no he conseguido encontrarlos. Saliendo de Turienzo llegué al molino de agua pero en siguiente kilómetro que caminé el arroyo discurre por los prados, sin rocas en sus orillas salvo en un par de puntos en los que es necesario cruzar para llegar a ellas. Lo hice y tampoco vi nada.
El camino va paralelo a los prados y al arroyo. ¿Te refieres a las rocas de la derecha del camino?
Necesito que me orientes un poco más. Si lo prefieres aquí o en mi correo:
juancarlos9999@gmail.com

Lugh_Tilenus dijo...

Buenas, yo estuve también ayer por ali y no vi demasiado (además llovia...). El caso es que esa zona esta llena de árboles y vegetación y es realmente complicado ver nada. Si hubiera algo está bien escondido. Lo que si vimos fue algo muy parecido a un castro. No se si en Turienzo hay algún castro documentado, y si lo hay yo lo desconocía.

Saludos

Belisana dijo...

Hola Juan Carlos. La "cruz" central de los laberintos me recuerda peligrosamente al indalo de almería :), y podría poner en relación las figuras cruciformes y antropomorfas de la propia piedra y de las otras.
Por fin conocí las piedras. Mira que nos ha costado. LLovía bastante y tuvo que salir el famoso rayo de sol justo antes de ponerse para poderlas encontrar. Son una preciosidad.
Qué interesante lo de Turienzo. Me tengo prometido un paseo por allá. Un abrazo.

Juan Carlos Campos dijo...

Lugh, en Turienzo hay un castro pero está junto al pueblo. Incluso en algunas casas se conservan suelos con piedras colocadas formando la típica espiga romana.