domingo, 23 de marzo de 2014

LOS TABLEROS DE JUEGO DE LA PROVINCIA DE LEÓN

A finales de 2008 publiqué en este blog un trabajo dando cuenta de los tableros de juegos que localicé en la catedral de León, situados en el claustro y en algunas capillas como el que se encuentra al lado de la tumba de Ordoño II detras del altar mayor. El Diario de León se hizo eco del asunto y publicó la noticia del descubrimiento en la sección de cultura, propiciando que esos alquerques salieran del anonimato después de los siglos. 
Tiempo después recibí una llamada de teléfono, al otro lado se escuchaba una voz con acento extranjero que en un perfecto castellano y con una educación exquisita me solicitaba el permiso para poder utilizar alguna de las fotos de ese trabajo para poderlas publicar en un libro en el que estaba trabajando. 
Se las cedí todas, como no podía ser de otra manera, pues aunque en ese momento yo no lo sabía, Govert Westervelt es un holandés afincado en España desde hace muchos años, hispanista y experto en el juego del ajedrez y las damas (fue campeón juvenil de Holanda con 15 años). Es el cronista oficial de Blanca (Murcia) y académico de la Real Academia Alfonso X el Sabio de Murcia.  Además de otras muchas dedicaciones ha publicado más de 50 libros y su currículum es abrumador.   

Govert acaba de presentar ese libro, que lleva por título "The history of alquerque-12. Spain and France", en el que presenta los resultados de su investigación sobre el origen del juego de las damas. El libro está escrito en inglés, y es el primer tomo de una extensa recopilación de alquerques de 12 como los aparecidos en la catedral de León y repartidos por toda la península. El autor desmonta algunas teorías que postulaban el origen del juego de las damas en Francia basándose en la etimología francesa de algunos aspectos del juego. La gran cantidad de alquerques grabados en toda la Península Ibérica (muchos más que en Francia y otros países) así como la antigüedad de algunos que se han podido datar con seguridad como los del yacimiento arqueológico de El Castillo en Cieza (Murcia), anteriores a 1243, constituyen la prueba evidente de que el juego de las damas tuvo su origen en España. Esta teoría está tan bien fundamentada que ha sido aceptada por la gran mayoría de expertos mundiales sobre el tema.




Para el autor, la invención de este juego tal y como lo conocemos hoy se remonta a los orígenes del ajedrez moderno, del cual deriban las damas. Resumiendo mucho la situación, se podría decir que las damas nacen cuando se trasladan las fichas y reglas del alquerque de XII a un tablero de ajedrez moderno. Y va mucho más lejos, pues ha demostrado también en otros trabajos que la dama doble que se obtiene en el juego de damas al alcanzar la última fila con una ficha, así como la poderosa reina del ajedrez son innovaciones introducidas en ambos juegos con posterioridad también en España, y son el reflejo de la poderosa imagen que la población tenía en esa época de la reina Isabel la Católica 






Ya tengo el libro en mi poder y ha sido una satisfacción comprobar que mis teorías no estaban equivocadas, ya que la provincia de León está representada de una manera destacada en el libro, con un capítulo de 15 páginas y 20 fotografías dedicadas a los alquerques de XII conocidos en la provincia. Además de los tableros de la catedral de León, la lista incluye un alquerque grabado en una piedra de la fachada de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en Astorga (que no fue un descubrimiento mio pues ya era conocido) y otro ejemplar situado en el Monasterio de Carracedo (cuya información y fotos han sido aportadas por el también especialista José Manuel Hidalgo).




Esta última foto muestra uno de los alquerques localizados en el claustro de la catedral de León en el año 2008.
 A pesar de que ya han pasado seis años y de las obras que se han realizado en el templo, nadie ha considerado retirar un solo palmo esa estatua decapitada situada encima de uno de los alquerques más clásicos. La estatua continúa pegada con cemento al escaño tapando el tablero, y resulta chocante que después de mover recientemente una gran cantidad de estatuas del templo para su restauración, precisamente esa no se haya movido.
A ver si escrito en inglés alguien se da por aludido y comprende que esta situación (como la propia estatua) no tienes pies ni cabeza. 

Temas relacionados:

 Los tableros de juego de la catedral de León

Alquerques

Así que pasen 400 años





2 comentarios:

Asociación Mireralógica Aragonito Azul dijo...

Siempre descubriendo o sacando a la luz joyas olvidadas. Te acabaremos llamando Juan Carlos "El Inquieto"
Un abrazo y a seguir en la brecha.

P.D. Si entras en nuestro blog y te interesa tenemos un seminario de talla de azabache en Abril

Juan Carlos Campos dijo...

Gracias, me coincide muy mal para los cursos de talla del azabache por los horarios, pero me quedo con los dientes largos porque es un tema que me gusta mucho.